sábado, 29 de julio de 2017

XVIII


                     "Me he sentido muy querida   
                     y me he dejado querer"

Será que vine a caer
desde el alto palomar,
pudiendo apenas volar
aún con las alas de ayer.
Será que fue menester
hacer un alto en mi vida.
Puse a refrescar la herida
bajo de un granado en flor:
allí paraba el amor
y me sentí muy querida.

Y sabiendo ya vacío
el cántaro del amor
me fui acercando al temblor
de la orilla de aquel río
donde tu cuerpo y el mío
rebozaron al beber.
Aún me faltaba saber
si era sólo un sueño vano,
mas sentí fuego en mi mano
y me he dejado querer.

                      javier egea 24.1.81






domingo, 11 de junio de 2017

FGL